Edificio Administrativo

 

Tarragona. 2011

 

Cliente: SEGIPSA

 

Inversión: 4.000.000 €

 

Atendiendo a las características de la parcela, a su situación, a la normativa urbanística y a las premisas establecidas en el anteproyecto, se propone un edificio en forma de L siguiendo las alineaciones oficiales. Se ha planteado cumplir los siguientes objetivos: Crear un pulmón verde en el interior de la parcela y hacer participar de él al edificio. Introducir, como si se tratara de una bisagra, un atrio interior que ayudará a la articulación entre las distintas plantas, además de favorecer el intercambio de energía y el comportamiento bioclimático del edificio. Esponjamiento del interior del edificio dentro del volumen definido por la ordenanza formando un conjunto integrado con el resto de edificaciones que conformarán la manzana, mediante la introducción de dobles alturas y patios.

 

Manteniendo la alineación de fachada en el exterior crear una piel interior replegada en diversos puntos que permite la amplitud del espacio que se encuentra envuelto dentro del volumen del edificio.

Conseguir un edificio con apariencia continúa pétrea y, sin embargo, muy horadado, con gran participación de la luz en la creación de los espacios interiores, creando distintas vistas del espacio exterior en función de la posición del usuario.

 

 

© Geo2 Arquitectura, 2013